Un voluntario es una persona que entrega tiempo, conocimiento u otros recursos propios para el logro de objetivos que apuntan al bien común y al cambio en la realidad. 

Los voluntarios en Cáritas Argentina son los hacedores de la acción solidaria a lo largo y ancho del país. Son hombres y mujeres sensibles a la realidad de pobreza, comprometidos por su fe y adhesión al proyecto de Jesús de transformar la historia y construir el Reino de Fraternidad y Justicia. Desde la presencia activa y comprometida, más de 30.000 voluntarios acompañan y promueven las acciones en todos los niveles de intervención de la institución. 

Los voluntarios de Cáritas son personas que participan asumiendo una responsabilidad comprometida y solidaria con los demás, preferentemente con los más pobres. Sus vidas son una expresión de gratuidad que se fundamenta en la vocación evangélica que busca dar respuesta al amor infinito de Dios. 

El voluntario está motivado por una vocación personal y comunitaria de participación social, de servicio gratuito a los demás, especialmente a los que más sufren y de compromiso sostenido por la transformación de la sociedad.

El voluntariado en Cáritas es mucho más que una opción personal, es una vocación, es un llamado fundado en el amor a Dios, al prójimo y a la Justicia. Existe un compromiso que se alimenta a través de una mística compartida. Cáritas invita a los voluntarios a conocer y a comprometerse con la misión de la institución y a descubrir su vocación personal. 

En su misión de animación, cada Cáritas parroquial y diocesana propicia para sus voluntarios un proceso de formación constante sobre las actitudes y aptitudes necesarias para llevar adelante la tarea. Se valoran los “gestos” por la entrega desinteresada en el servicio al prójimo.

Para llevar adelante la misión del VOLUNTARIADO, Cáritas cree que es muy importante:

  • Dar protagonismo a quien recibe el servicio, para no ser cómplices de la injusticia o exclusión y para no ofrecer sólo respuestas transitorias que escondan las causas y consecuencias de los males.
  • Capacitar a los voluntarios para aprender a acercarse a los demás desde ellos, desde sus necesidades, respetando sus tiempos, sus carencias y dejando de lado la visión particular para escuchar al otro y aprender con el otro.
  • Evaluar el trabajo voluntario ya que es imprescindible reflexionar acerca de cómo se realiza.
  • Ser portadores de esperanza, abiertos a descubrir la dignidad humana allí donde otros la niegan.

¿Cómo ser voluntario en Cáritas?

Sumarse a la misión institucional y comprometerse con Cáritas lleva tiempo, trabajo, oración y colaboración de todos los que compartimos el mismo camino. 

Ya sea que uno se acerque espontáneamente o en respuesta a una invitación particular, ser voluntario significa un compromiso grande con la accióny con la reflexión que busca transformar las tareas cotidianas en momentos privilegiados de conocimiento interior tanto a nivel personal como comunitario.

Aquellos que deseen sumarse como voluntarios de Cáritas, pueden dirigirse a su parroquia más cercana para conocer la tarea que allí se realiza y ponerse al servicio del grupo de trabajo desde el don o talento personal que se pueda ofrecer para acompañar a quienes más lo necesitan.

Objetivos Institucionales  

¿Cuáles son las acciones que nos proponemos llevar a cabo?

  • Promover la espiritualidad y la animación planificada en el trabajo institucional, la formación y la capacitación de sus participantes.
  • Propiciar la captación de recursos propios y la comunión de bienes de nuestra comunidad, con el fin de autosustentar la obra de Cáritas.
  • Generar alianzas y vínculos estratégicos con organismos e instituciones de otros credos o aconfesionales, para atender con mayor eficacia las cuestiones sociales.
  • Llevar a cabo acciones de comunicación hacia dentro y fuera de nuestra institución en pos de la integridad, la confianza y credibilidad.
  • Promover la intervención de la sociedad en las cuestiones solidarias y de ayuda, a través de un programa de Voluntariado aplicado.